domingo, 11 de febrero de 2007

Arturo Correa inauguró 2007 en la Galería "Braulio Salazar"


Cuando uno entra a los espacios de la Galería Braulio Salazar de la Universidad de Carabobo y observa la disposición de los rincones para observar las obras de Arturo Correa se siente en primer lugar el crecimiento de un artista y el llamado de la sensibilidad galopando en el flujo de las flechas de sus "Enredaderas", nombre de su exposición.

Los cuadros de color, escasos de turbulencias, llamativos sin estridencias, construyen las historias de las selvas que han dragado templos sin importar su rango espiritual ni las ceremonias cara al sol y las lunas negras que se hicieron para atraer bendiciones y espíritus del día y de la noche.

Pedazos de un tiempo inmemorable van confiando a la mente las distintas direcciones del color lanzado como si se tratase de un baño de flechas dirigidas pacientemente, pero con fuerza y dinamismo, dentro del atrapado lienzo que las contiene, con dificultades.

La obra de Correa expuesta ante la opinión pública desde hace varios años en su Valencia natal confluye y se armoniza dentro del deseo de manifestar una amplitud que va más allá de las dimensiones y de esta forma abre el abanico de posibilidades presentes en este conjunto de obras itinerante que conjuga diferentes expresiones bajo un mismo concepto que en lugar de agotarse, se imprime fuerza a sí mismo.

Los maniquíes abstractos son una atractiva sugerencia mientras que la sala blanca revela la incómoda comodidad o la comodidad incómoda de un estilo que está estimulando una respuesta o silencios para reflexionar a partir del blanco y del sonido.

La comunicación de este artista con su público parece ser vital. Las letras, las enredaderas demarcadas con tono oscuro. La fuente y el milagro. Los anaranjados, marrones y terracotas se unen y se separan. Disparados en el caos, ordenan el universo.

El trazo duro, uniforme, cubre y descubre, la dimensión creativa. La raíz interior que crece sin detenerse, cumpliendo la estricta labor para la cual ha sido diseñada. La selva es verde e inclusive cubierta de mar, ese color le resplandece, como las enredaderas de Correa: Gotean los espacios inquebrantables de su espíritu.

Arturo Correa nació en Valencia en 1967 pero en el año 1989 se trasladó a los Estados Unidos donde desarrolló su carrera como artista plástico. Licenciado en Bellas Artes en la University of Central Florida en 1996 viajó a la Gran Manzana para alcanzar el titulo de Magíster en Arte mención Pintura en la New York University.

Su primera presentación individual la realizó en el año de 1995 en Valencia. Desde entonces ha realizado decenas de muestras individuales y colectivas entre Venezuela y Estados Unidos. Museos y galerías como la Washington Square Gallery y Rosenberg Gallery de Nueva York, el Art Space Virginia Miller Galleries de Miami, Alva Gallery de Connecticut, el Centro de Bellas Artes de Maracaibo, el Museo de Barquisimeto y la Fundación Juan Carmona en el estado Lara, la Sala Alternativa Elvira Neri Galería de Arte de Caracas y la Galería Universitaria Braulio Salazar de Valencia son algunas de las instituciones que han presentado y exponen piezas de Arturo Correa.

El espacio univesitario por excelencia, ubicado en el parque "Fabián de Jesús Díaz" de la urbanización Prebo, de nuestra ciudad, inauguró con este artista el año 2007 como antesala de todas las sorpresas que se preparan. La muestra de este artista permanecerá hasta finales de este mes de febrero (Notitarde, 11/02/2007, Letra Inversa).-

No hay comentarios: