domingo, 9 de diciembre de 2007

Armando Pérez: Hay que poner a volar la imaginación


Antes de marcharse a la ciudad de París, el artista plástico, Armando Pérez, estuvo en Valencia para donar 200 serigrafías a la Fundación de Egresados y Amigos de la UC (Egreamigos), del mural "Justicia" que se encuentra en el nuevo edificio de la Facultad de Derecho en el campus universitario.


"Justicia" es un obra hermosa, cargada de color, con una figura central, y con muchas otras alrededor. Pareciera que vienen y van buscando a esa dama que la historia reconoce con los ojos vendados, esta mujer por la que muchos claman, justo en el recinto donde debe ser honrada, justo en esta nación donde a la hora de solicitarla cualquier cosa puede ocurrir. Pero ella triunfa, con la verdad, incomprable para los mercaderes.


Las serigrafías aportadas para que Egreamigos siga recaudando fondos en realidad están realizadas con una novedosa técnica de chorrito de tinta llamada "gliclée", dentro de una gama de impresión digitalizada, en papel especial, que clonó una nueva obra de arte, con una foto de Anexímenes Vera y la digitalización de Sergio Rojas, de Espacio Chroma.


Pérez es hombre de poco hablar y mucho pensar. Estuvo concibiendo esta obra durante muchos meses y como muy bien lo dice el crítico de arte, Perán Erminy, lo más importante de ella es lo que permanece escondido.


¿Cómo se sintió haciendo el mural "Justicia"?
El mural me llevo bastante tiempo porque hubo que cambiar el proyecto original porque el edifico tiene estructuras de concreto, arriba y abajo, y yo no quise que quedase en el medio de las vigas de concreto. Preferí entonces aumentarlo y en consecuencia resultó mucho más grande de lo previsto. La figura principal hubo que adaptarla en una proporción de casi dos metros, por lo tanto hubo que transformar casi todo. De esta forma quedó muchísimo más aéreo, sin estar encerrado; más libre. Causó mucho más trabajo pero lo importante fue que quedara bien.


¿Se siente satisfecho?
Estoy muy contento.


¿Con qué material fue realizado el Mural "Justicia"?
Fue un procedimiento muy especial, una técnica muy nueva y muy optima, que consiste en imprimir digitalmente la baldosa, lo cual permite que se convierta en copia muy exacta al original. Se acerca mucho tanto al colorido como a la concepción total de la obra.


¿La figura principal del mural es la Justicia?
Yo creo que sí. Sugiere la justicia. Pero se puede imaginar lo que se quiera. No hay interpretación fija. Hay que poner a volar la imaginación. Es importante que el espectador intervenga.


¿Nos hace falta en Venezuela justicia? ¿Cómo lo ve usted que vive en Francia?
Muchísima justicia nos hace falta.


¿Todo arranca de un proceso de enormes injusticias?
De grandes injusticias. Sobre todo el momento que estamos viviendo donde todos los poderes están secuestrados. Es bien difícil que haya una justicia como debe ser.


¿Le causa especial emoción que esté su obra estrenando edificio en la UC?
Pues sí. Me causa una emoción extraordinaria, porque el edificio es muy adecuado para los estudiantes al igual que el campus universitario.


¿Qué nuevos proyectos tiene?
Tengo un nuevo proyecto para Valencia que espero presentar pronto. Me estoy yendo a París para preparar una exposición para finales del 2008.


Soy muy lento con mi trabajo. Pienso mucho. Reflexiono mucho. Me lleva tiempo. Los murales me quitan demasiadas energías.


¿Qué está sucediendo en el universo del arte venezolano?
Algo se está formando como que no vas a poder hacer lo que tu realmente quieras. Eso es grave. Muchas galerías están paralizadas porque las ventas no son las mismas. Hay una atmósfera muy negativas en torno al arte. Se le está dando más importancia a las cosas folclóricas que al verdadero arte.


¿Cuál es el verdadero arte?
La creación. La libertad. Al perder la libertad pierdes todo. Si te la quitan, te cortan las alas.


Si a usted le encargaran un Simón Bolívar, un Ché Guevara, ¿los haría?
No haría el Ché Guevara. Hice a Simón Bolívar en París, con motivo de su centenario, porque nos invitaron a un grupo de artistas venezolanos que vivíamos allí. Me provocó hacer varios retratos de él, interpretados a mi manera. Ahora no lo haría aunque me lo pidieran.


¿Por qué la tendencia en Venezuela de más pintores que escultores?
La pintura predomina porque ella es contemporánea todo el tiempo.


¿Qué extraña en París de Venezuela?
Muchas cosas. Los amigos, el clima tan extraordinario que tiene nuestro país. Nuestro paisaje. Lástima que tengamos un gobierno tan negativo.


¿Qué ha extrañado de París en estos meses que estuvo aquí?
El clima porque me gusta el frío. La gran cantidad de acontecimientos culturales. Las exposiciones. Allí mas bien hace falta tiempo para asistir a tantas cosas que se producen allí. Extraño a mi familia que está allá.


¿Cuál es el país europeo que lo embriaga por su nivel artístico?
Francia. En París siempre hay un movimiento extraordinario. Como allí todo el mundo quiere instalarse, hay un gran movimiento, que no existe en otras ciudades europeas. A pesar del mito todos los artistas aspiran al menos una exposición allí.


¿Qué museo visita más?
El Louvre. Lo que pasa es que él es inmenso. Allí está la historia de la humanidad. Siempre me escapo a ver la Mona Lisa, de Leonardo Da Vinci.


¿Qué le parece la obra que está encima del Túnel La Cabrera?
Eso es un horror. Me parece detestable. Destrozaron el túnel con esa cosa. Acaba con el paisaje y con todo su alrededor.


Armando Pérez, nació en Sanare, consolidó su vocación de artista dentro del marco figurativista, hallando su propia voz. Estudió entre 1949 y 1955 en la Escuela de Artes Plásticas "Arturo Michelena", donde posteriormente dio clases. Ocupó la sub-dirección de la Escuela de artes Plásticas "Rafael Monasterios" de Maracay.


Al comienzo de la década del 60 su obra "Figura", un óleo sobre tela de 81x111, obtuvo el máximo galardón del Salón de Artes Visuales "Arturo Michelena".


Tiempo después Armando Pérez experimentó en las tendencias abstractas coincidiendo con el desarrollo plástico nacional. Incursionó en el informalismo, y durante dos años vive en Madrid, y al retornar, su obra comienza a vincularse con las formas abstracto geométricas de ordenamientos compositivos y cromáticos hasta instalarse en el cinetismo.


Atraído por este movimiento se marchó a París donde continuó su formación en los cursos de Historia General del Arte dictado en la Escuela de Louvre y de Arte Contemporáneo en la Universidad de Vincennes en 1970.


Pero partir de 1974 abandona el cinetismo y regresa a la figuración que, tendencia donde se inscribe. "Búsqueda", una de las obras fundamentales de Armando Pérez, expuesta en el Vernissage en el Salón Regency, no es otra cosa que "personajes en la búsqueda de un futuro", dijo el artista.


A partir de 1962, se presenta en los Ateneos de Valencia y Guanare, en las galerías Nebli de Madrid, en la Acquavella de Caracas, en la Durban de Barquisimeto, Centro Comercial La Viña de Valencia, en la Galería La Reserve du Bois, Puteaux, Francia, en la Sala de Exposiciones de la Embajada de Venezuela en París, en la Braulio Salazar de Valencia, la Tolouse-Lautrec, de Maracaibo, Aeropuerto de Orly París, Francia, en la Holiday Inn, Strasbourg, Francia, en la "Siete, Siete" de Caracas, y una de sus últimas en 1989, Ars et Comunications, Le Mans, Francia, y el la Athena Saint Brieuc de Francia. Dentro de las exposiciones colectivas figuran muchas realizadas en Francia, Japón, Nueva York, Italia y Londres (Confabulario, 08/12/2007).-

No hay comentarios: