sábado, 27 de septiembre de 2008

Marcos Cupido: "La mentira no funciona en el arte"


Marcos Tovar Cupido, conocido en el mundo artístico con el segundo apellido, el materno, es un hombre sencillo, sin poses, nacido en 1951 en Puerto Páez, estado Apure, pueblo que aparece y desaparece, con la crecida de los ríos, cuando las aguas inundan el paisaje y éste sólo vuelve a emerger cuando ellas se han corrido y evaporado, dejando en la mente el recuerdo del manto mágico del desplazamiento de la tierra.


El próximo jueves 2 de octubre, a las siete y media de la noche, inaugurará su exposición "Vientos de lluvia" en la galería de arte Espacio Chroma, un conjunto de catorce obras, cargadas de color y paisaje abstracto, con su visión interior del llano venezolano.


Profesor jubilado de la Escuela de Artes Plásticas "Arturo Michelena", se ha mantenido durante un tiempo y a propósito, escondido de la fama y de las apariciones constantes en los medios porque lo suyo es el trabajo y el disfrute de un arte que también ha pasado, a segundo plano, el grabado.


¿Abandonó la técnica de aguafuerte o litografía?
Dentro del grabado trabajé más de quince años, vengo de la escuela de Maracaibo, de Nerio Quintero, Marcos Cárdenas, los grabadistas maracuchos. Viajaba mucho en mis comienzos a San Felipe donde había una prensa al igual que en Maracay. Para mí el grabado fue el comienzo de todo, me enseñó el oficio y tener la secuencia de las cosas.


¿Por qué ahora el grabado no gusta?
Porque, como me dicen algunos amigos, es trabajar con cosas sucias para producir obras limpias. Es un trabajo muy mecánico. A mí me ha funcionado porque fusiono tanto la izquierda como la derecha.


¿Hay que ser ambidiestro?
No, pero en cierta forma lo soy. En el grabado hay una impresión negativa y otra positiva, y en mi caso la obra funciona más hacia la izquierda que a la derecha, sólo que de tanto trabajar esta técnica me adapté y puedo hacer combinaciones distintas.


¿Es difícil y por eso muchos le huyen?
Sí, bastante, porque se trata de dominar las diferentes formas de trabajarlo, como el aguafuerte, el aguatinta y a la par de ello ir desarrollando un concepto e ir intercalando las diferentes técnicas entre sí. El concepto de grabado por demás está equivocado casi siempre, se hacen muchas cosas que no lo son. Se confunden impresiones gráficas con grabado. Falta mucho conocimiento con relación a este arte.


¿Cuál es la base?
El alto contraste. Conseguir diferentes tonos con altas calidades gráficas. No se alcanza con la intervención de la mano del artista, se logran los tonos, con el tiempo y los diferentes ácidos que se van colocando en las planchas y en los materiales de impresión que se alcanzan las texturas.


¿Cuál es su encanto?
Lo artesanal, porque sino no tiene sentido. Una serigrafía, una litografía, son expresiones gráficas, planas; mientras que el grabado es otra cosa. Es el trabajo manual, concentración de implementos, mezcla de varias cosas, son adaptaciones creativas de un mismo conocimiento. Se puede enriquecer a cada momento respetando el principio de la gráfica.


¿Trabajó la pintura a la par del grabado?
Sí, porque el ensayar tanto con alto contraste me abría la posibilidad de crear obras llenas de color y aventurarme en esa otra forma de comunicarme que también necesitaba. Eso me enriqueció mucho.


Algunas de sus piezas son decolores muy intensos y otras que van hacia el blanco...
Hay unas que son muy atmosféricas. Como yo vengo del llano, soy apureño, la primera impresión que tengo son los paisajes, pero es mi paisaje interior, es lo que yo veo, la otra naturaleza como yo la llamo. Los cuadros esos a los que te refieres, son las lluvias que caen, cuando los árboles se llenan de garzas blancas. Esa es la primera impresión que a uno le queda en la mente cuando observa estos fenómenos en el llano y éste es en sí el acto plástico como tal.


¿Por qué siempre presente la redondez, la tierra, como elemento reiterativo?
Es el mismo paisaje. Por ejemplo, cuando uno viene de Puerto Cabello hacia Valencia y va llegando a La Entrada, por la autopista, hay un cerro que es circular, con un pasto muy hermoso, con varios tonos de verde, que parecen hasta sombras. Esas imágenes siempre las he grabado en mi mente y luego cuando estoy trabajando lo que trato es de modificar eso.


Su obra se caracteriza por ser muy minuciosa y se observa que muchas de las líneas están hechas con su apellido materno, "Cupido", ¿por qué?
El pajonal es mi apellido repetido porque es mi forma de trabajar muy libre, muy suelto. Con mis manos logro la expresividad de una forma más suelta o más pesada, porque también lo trabajo con ambos brazos. A veces se descubren fácilmente las letras del apellido en otras se pierden, difuminadas. Es como una presencia. Recuerdo de la madre, de la familia.


¿Por qué no ha mostrado su obra más a menudo?
No me gusta exponer por exponer pero sí he hecho bastante. Hago también obras tridimensionales porque siempre me ha gustado indagar, permanecer inquieto ante las muchas necesidades expresivas que voy sintiendo cuando me adentro en el arte. Me gusta indagar sobre los grandes maestros, conocer sus aportes, para aprovechar las cosas que nos dejaron. Me gusta el gran arte, admiro mucho al gran pintor. No creo en artistas. Yo no me considero un artista, soy un trabajador del arte. Un hacedor. Quizás mi formación en el grabado me hizo ser más estricto. Hay criterios que no comparto.


¿Cómo ve el desarrollo del arte en Venezuela?
Honestamente, no creo que haya nada. Pienso que hay muchos muchachos talentosos, pero no tienen cabeza. Cuando uno compara los años 60' ó 70' uno se da cuenta de la capacidad de expresar, la creatividad de cada hacedor, mientras que ahora uno se da cuenta que se perdieron un montón de cosas, entre ellas, la gallardía.
¿A qué se refiere cuando dice que "no ha visto nada"?
Me refiero a la concepción plástica de un individuo. Eso se ha perdido. Lo que hay es un efectismo, no existe ni la esencia de la pintura, ni de la escultura, porque se hacen obras sin planteamientos. Hay gente talentosa.


Sin crítica...
Sí, es cierto... ésta tampoco existe. La crítica tiene que ayudar incluso al artista hasta plantearse retos. Antes los pintores salían y decían cosas. Ahora ni eso.


¿Por qué siente como positivo que existan dos salones "Arturo Michelena"?
Porque podrán contrastarse los artistas admitidos en ambos y saber con quiénes contamos. Permitirá tener un juicio claro sobre lo que está sucediendo. Es fea la pugna que hay alrededor de todo ello, ese "quítate tú pa' ponerme yo", pero a la larga puede resultar positivo porque permitirá hacer un juicio de valor sobre lo que hay o no aquí en Valencia. Permitirá la discusión sobre lo artístico. A la gente lo que le interesa es lo que van a exponer y el nivel, la calidad, de lo que hay allí.


La grandeza del arte reside en cómo, a partir de pequeñas cosas, un hombre o una mujer pueden crear una vivencialidad, un feed back, usando iconos de la historia universal, con un trasfondo. Tiene que ver con la vitalidad de la pasión. Todo hacedor tiene que partir de sí mismo.


¿Cómo siente el movimiento artístico en Carabobo?
Hay muchas fallas. Eso comienza con las escuelas, con la gente. No puedes estar treinta años repitiendo lo mismo. Es engañar con la palabrita artista. Eso es un gran error. Muchos tienen el complejo de ser artistas y eso es una gran mentira. He visto la mediocridad porque he compartido con ella. Alrededor del arte hay mucho efectismo, mucha pantallería. En el verdadero arte no hay mentiras. Lo que se sabe se muestra y no hay escapatoria. Con el arte la mentira no funciona. No se puede engañar.


La galería Espacio Chroma está ubicada en la urbanización Santa Cecilia. Teléfono: 8243730 (Notitarde, 27/09/2008, Confabulario).-

sábado, 20 de septiembre de 2008

Mary Nascimbeni: "Me comprometo cada día más"


Mary Nascimbeni expone junto a su esposo Mauro y el artista plástico Rolando Quero en los espacios de la galería del Instituto Docente de Urología la muestra "Forma y Materia" que permanecerá por varios días más. Ella allí reúne sus últimos trabajos, piezas de una calidad única, logradas a través de su constante exigencia de entregar lo mejor de sí.


¿Cuáles fueron sus inicios en el ámbito artistico?
De pequeña me gustó mucho el dibujo, como a todos los niños, pero continué con esa afición mucho más allá, al punto de comenzar a estudiar formalmente arte, en contra de mis padres. Cuando llegué a Valencia, desde San Juan de Los Morros, terminando ya el bachillerato, comencé a estudiar en la Escuela de Arte "Arturo Michelena" , de noche. Como vivíamos en La Pastora, muy cerca de la sede, a casi cinco cuadras, y eran otros tiempos, con el centro de la ciudad bello, sin tantos peligros, pude ir aprendiendo y llenando todo ese espacio interior que necesitaba colmarse con conocimientos sobre pintura, escultura y las diferentes técnicas para alcanzar las piezas con las que uno sueña.


¿Sus estudios puede decirse que estuvieron llenos de emoción?
Si, se desenvolvieron de una forma muy agradable. No pude culminar los estudios porque en ese proceso hubo altos y bajos. Allí conocí al que después fue mi esposo, Mauro. Al casarme me dediqué al hogar, a los niños, logrando satisfacciones muy grandes y hermosas. Después de unos quince años separada de todo el proceso creativo tomé las riendas de los estudios y los terminé, para dedicarme a ello, sin detenerme, hasta ahora.


¿Por qué esa fascinación por los caballos?
Haber vivido en San Juan de los Morros durante mi niñez, con mis padres, me permitió tener caballos, disfrutarlos, estar en contacto con ellos. Aparte de que amo mucho a los animales, cualquier especie de animal para mi es importante y le tengo mucho respeto, el caballo convivió conmigo mucho tiempo y lo dibujaba siempre. cuando fui a la escuela se me daba de manera muy fácil plasmar esa visualización y de una manera empecé a desarrollar esa temática de una manera sencilla, sin muchos conocimientos de conocer esa parte artística. Cuando escogí dentro del camino del arte la escultura se me hizo como natural involucrarme con el caballo, lograr ese volumen, la forma. Trabajar lo tridimensional me fascinó desde un comienzo.


¿Dejará está temática, siente necesidad de hacer otras cosas?
No creo que la deje de hacer pero, tal vez, en mis próximos trabajos me adentre en la figura humana, si el caballo lo acepta.


¿Lucha entonces el caballo por permanecer en sus manos?
Porque esto no surgió así, de la nada. Es una labor que ha nacido de la investigación y del cuidado que le he puesto en ello.


¿Qué significa hacer esculturas de caballos? ¿Contrarresta la realidad?
El tiene tantos significados... Desde obtener la victoria, junto a los hombres, en grandes batallas, hasta lograr emociones fuertes. Está representado en tantas actividades del hombre, en el deporte, en el campo, en el ámbito político. Yo lo siento lleno de nobleza... lleno de hermosura, capaz de transmitirme muchas cosas. Siento que tengo que darlo a conocer en toda su energía, en su belleza, en su brío, en su elegancia.


Muchos de sus caballos están llenos de reminiscencias del carrusel...
Esa serie de caballos nacen en mi adolescencia. Mis soportes son juguetes, son balancines, son las barras del carrusel. Todo se llevó a esa época. Allí le agrego otros elementos, siendo muy cuidadosa. La escultura es bien delicada.


Hasta con aire mitológicos...
Esas armaduras, esos trajes, tan fuertes que se ven en hierro. Yo siento un rechazo a la violencia con que se trata a este animal, sigo rechazando mucho de lo que aún les hacen. Esas armaduras tan pesadas y terribles que les colocaban encima para conseguir una "victoria", entre comillas....


Un revestimiento cruel...
Cruel, muy cruel, que continua todavía hoy en día, pero de otra manera.
Por ello no puedo dejar que esté presente el juguete, como bien lo comenta Gabino Matos en el texto de presentación del catalogo.


¿Por qué el volumen redondeado, como completo?
Allí trato de representar la hermosura, lo que es el caballo, la vitalidad, la inteligencia.


¿Qué ha pensado hacer aparte de caballos?
Me gustaría incluir en mis trabajos los niños. Sigo siendo una defensora de todos ellos, porque ellos están en su etapa más pura.


¿Cómo nace una pieza? ¿Cómo la va estructurando, convirtiéndola en algo que se pueda tocar?
Es algo fascinante en la escultura. El lograr que de la materia del barro puedan surgir formas, y que de esas ellas, algunas veces sean distintas al del boceto trazado, es parte de un trabajo muy apasionante. A veces hago una raya, se monta la pieza en barro y ella comienza a hacerse sola. Eso es hermoso.


Después viene el otro proceso que la pieza, el molde, el vaciado, la expectativa de cómo quedó el molde, cómo salió la resina, el bronce. Desde que se empieza a modelar hasta lograr la pieza en si se van descubriendo muchas emociones. Cada día estoy más enamorada de la escultura. No es nada sencillo porque también dependo de terceros, de un equipo de personas, con las que debo contar para alcanzar lo que aspiro.


¿Se requiere fuerza?
Es relativa. No estás bordando ni cosiendo. Estas haciendo esculturas. Cada vez me comprometo mas conmigo misma y mis obras estarán más comprometidas. Yo misma me estoy exigiendo cada día más.


Ser artista es difícil. Hay que tener mucho cuidado. Sacar a la critica el trabajo de uno y que al le publico guste, no es asunto sencillo. Siempre tengo asesores. Busco asesoría de los buenos maestros. Con mucho cariño la recibo y de esta misma manera me la entregan.


¿El compromiso mayor es con los demás o con usted?
El mayor compromiso lo tengo conmigo misma. Yo soy mi propio juez y me siento muy feliz cuando siento que una pieza es buena . Eso me hace comprometer mucho más. Eso se debe también a un espectador, al que te da una critica es el que te dice todo.


¿Siente que tiene una misión?
Seguir haciendo un trabajo espléndido y fabuloso. Que mis trabajos sean recibidos de una forma muy positiva. Soy muy exigente conmigo misma. Hasta que no apruebe una pieza, así digan los demás que está bellísima, no la saco. Porque para mi es muy importante la calidad. Ni a la ligera, ni por apuro saco una obra a la calle (Notitarde, 20/09/08, Confabulario).-

sábado, 13 de septiembre de 2008

Mauro Nascimbeni: "El artista debe ser un profesional más"


Anteayer, jueves 11 de septiembre de 2008, fue inaugurada en la galería del Instituto Docente de Urología, la muestra Forma y Materia en la que los artistas Rolando Quero, Mauro y Mary Nascimbeni expusieron un conjunto de pinturas y esculturas, actividad cultural plena de sobriedad y elegancia.


Mauro y Mary Nascimbeni son esposos, ella escultora, tienen dos hijos, uno de ellos ya los ha hecho abuelos, graduado en arquitectura efímera, en España. El otro finalizando la carrera de relaciones industriales.


¿Cómo comenzó en este camino del arte?
El inicio está en lo que fue mi padre, Querino Nascimbeni. El era ebanista y tengo los recuerdos de él tallando la madera y haciendo dibujos. Por allí me comenzó esa semilla a germinar, al ver que mi papá evolucionaba en su profesión y hacía cada vez trabajos más elaborados. Al final aprendí lo básico de él. Allí nacieron mis primeras motivaciones en el arte.


¿Recuerda alguna anécdota con su padre que le remita a ese énfasis que usted hace por las cosas bien hechas?
Mi padre como profesional además de hacer hincapié en la calidad lo hacía en la honestidad. A todos sus clientes les garantizaba ambas cosas.


¿Cuál fue esa concepción aprendida al observar a su papá?
Una concepción hacia el trabajo, amor a la madera, material muy noble. Tanto el profesionalismo como la ética con la que él trabajaba quedaron sembrados en mí.


¿Surgió entonces en algún momento la necesidad de aprender más e ir a una escuela de arte?
Soy ingeniero mecánico y después de graduarme, cuando tenía más tiempo, empecé a estudiar arte. Hice talleres de dibujo, entré en la Escuela Arturo Michelena, a clases nocturnas. Después me detuve por un tiempo pero estuve siempre inmerso dentro del arte a través de exposiciones y amigos. Eso también es parte de la formación de todo artista. Observaciones de las obras, charlas, explicaciones de los propios artistas van dando una profundidad sobre todo este mundo tan abundante en conocimiento.


Hace cuatro años me jubilé de la Universidad de Carabobo y decidí entonces dedicarme de lleno al arte. Antes de ello recibí clases en el Centro Piloto "Luis Eduardo Chávez" del Ateneo de Valencia, cuando lo dirigía el artista Rolando Quero. Eso afianzó la formación a través de los excelentes docentes que tuve y terminaron de afianzar esa concepción que traía, con los resultados que todos pueden ver ahora.


¿Cuántos años estuvo en el centro piloto?
Lamentablemente no terminé los estudios porque se cerró. Estuve dos años. Por suerte, los dos primeros me brindaron asignaturas básicas, las más importantes para los artistas, para adquirir los conocimientos más completos.


Sus obras son imágenes sugeridas... ¿cómo nacen?
Son paisajes, busco formatos largos y horizontales. Tengo una gran influencia del entorno donde vivo, el municipio San Diego. Allí pueden visualizarse ciertas extensiones paisajísticas y lo otro que quizás fue lo que terminó de fijar ese tema fue un viaje que hice a Europa, a España y Portugal. Principalmente un viaje que hice por tren de Sevilla a Barcelona, doce horas de ver llanuras. De allí la forma que tienen mis paisajes.


Que son alargados...
Son planos, muy poco elevados...


Sin embargo donde vive tiene muy de cerca los picos Macu Macu... ¿no lo han inspirado?
Me han inspirado pero no he llegado a plasmarlos. Todavía los estoy analizando, para darles un carácter especial a esa montaña a la que veo todos los días. Me falta algo todavía para poderla representar.


¿Qué necesita un artista para lograrse hacerse como tal?
Actualmente hay mucha formación pero aparte de los estudios pienso que el artista per sé debe ser un profesional más. Esa es la concepción que le doy yo. Hay muchas personas que dicen "soy artista" para liberarse de un montón de cosas, de "un quiero ser libre" y en esta profesión hay reglas, normas y muchas cosas que algunos artistas se quieren pasar por alto y siento que hoy en día no se puede hacer eso.


¿Puede darme un ejemplo?
Un artista debe saber cómo presentar su obra, cómo venderla. Todo influye. Cómo presento mi exposición al público, hacer el catálogo, invitaciones, difusión, la calidad de todos y cada uno de los detalles es parte del profesionalismo, además de la calidad de la obra.


¿Cómo hace para hallar esos objetos que usted termina en convertir en arte?
A veces busco y no encuentro. A veces simplemente aparecen. Los veo en cualquier lugar, los tomo y los intervengo. Es tener la visión de ver lo que hay en ellos, sacarles provecho a esa materia. Darle vida.


¿Su obra rasga en lo figurativo y lo abstracto a la vez?
Sí. Hay insinuaciones figurativas dentro de lo abstracto. Al final es un paisaje. Dentro de él, dentro de ese macro mundo, existen infinitos elementos que conforman el paisaje. Desde una rama, una hoja de un árbol, la fibra de la madera.


¿Desde el momento que un artista empieza a pensar en una pieza u obra, está luchando por un mundo mejor?
Sí. Siempre, una de las cosas que siempre he tenido como artista, aunque sea novel, es estar focalizado a un objetivo que es el arte y hacia allá voy. Un arte para mejorar mi entorno.


¿Qué sabor le está dejando la exposición "Forma y Materia"?
Para nosotros es muy importante porque hemos trabajado con calidad. Estamos mostrando una linea novedosa. Son obras diferentes. Es la segunda vez que exponemos juntos, la primera vez lo hicimos en la Cámara de Industriales, hace un par de meses.


¿Cómo se siente en Venezuela?
Con optimismo. Luchando para llegar a donde quiero. Aquí hay muchas oportunidades. Hay mucho provecho que sacar y espero llegar pronto a donde deseo.


Presente en la entrevista estuvo el artista Rolando Quero, quien permaneció apartado durante el conjunto de preguntas y respuestas. Al él se le preguntó sobre su visión de los cuadros de Mauro Nascimbeni. Dijo lo siguiente:


"La obra de Mauro es completamente nueva, limpia, fresca y que habla por sí sola, que se sustenta por esa incursión que él hace con la madera, el repujado que él hace con este material. Como muy bien él mismo lo explicaba, esa experiencia de ver a su papá trabajando la madera es lo que lo hace a él volver hacia ella como un elemento, como un soporte". El es minucioso en la búsqueda, en la investigación. Eso es muy importante y primordial. Esa armonía que se encuentra en el color, desde un pastel hasta los tonos fuertes, siguen una plasticidad cromática, equilibrada. Su obra es una propuesta digna. Gabino Matos escribió en el catálogo sobre dos planos que convergen en su obra, el inferior que simboliza la tierra y uno superior donde el cielo es aludido con manchas crudas. El tiempo dirá todo lo demás y se encargará de darle su dimensión" (Notitarde, 13/09/2008, Confabulario).-

sábado, 6 de septiembre de 2008

Concha García: "La igualdad real no está alcanzada"


Concha García es licenciada en filología catalana, fue profesora de secundaria durante doce años y se ha dedicado a las comunicaciones desde hace seis años en una radio municipal de Barcelona (España), y participa como redactora en un diario digital y de prensa escrita. Trabaja en una fundación sin fines de lucro llamada Gracia Multimedia que se acerca a la transmisión de mensajes vía televisión por Internet.


Es presidenta de un grupo que se llama Tribuna Gracia que se dedica a realizar estudios más profundos sobre los diferentes temas que deben abarcar los comunicadores sociales involucrados en los medios locales.


Dirige el programa "Ondas de Mujeres" que ganó el premio municipal de la ciudad el año pasado, entregado en el primer semestre del 2008.


¿Cómo nace en la ciudad de Barcelona la necesidad de hacer un programa de radio dedicado a las mujeres, para que conozcan sus derechos?
Yo ya estaba ligada la movimiento feminista desde hace treinta años. El nombre de feminista hay gente que lo malinterpretada porque ha estado mal utilizado y además se ha querido denigrar, desde el siglo XIX. Eso se mantiene en muchos niveles. Ser feminista es luchar por los derechos de la mujer, ni mas ni menos.


De los grupos emergentes de Barcelona el más activo ha sido el de mujeres. Mientras en Venezuela existía el divorcio allá estaba prohibido al igual que el tema de la anticoncepción.


Por lo tanto damos información ligada a estos dos temas y los derechos legales. Hace treinta años la mujer no podía viajar al extranjero si el marido no firmaba, no podías abrir una cuenta bancaria y son realmente pocos los años que han pasado. Hemos avanzado mucho pero la igualdad real no se ha conseguido.


¿Ha realizado el gobierno español transformaciones sobre esto?
El gobierno de Rodríguez Zapatero ha hecho una serie de leyes, la de igualdad, la integral contra la violencia de genero, una de las lacras que estamos allí intentando sensibilizar a la gente, con prevención en las escuelas porque a estas alturas, en España, llevamos más de 40 mujeres asesinadas por violencia de genero. Es decir, no hay tantas muertes por terrorismo.


En Barcelona se aprobó la Ley del Derecho de las Mujeres a la Erradicación Machista, que mejora las del Estado, porque allí las comunidades pueden hacer leyes nuevas, derivadas, para aplicarlas en lo lugares que se requieren. Vi que en Venezuela tienen el Instituto de la Mujer y allí está el Instituto Catalán de la Mujer.


En estos momentos se está trabajando para implementar la coeducación en las escuelas porque no es igual que una escuela mixta donde están chicos y chicas juntos, otra cosa es que la escuela sea coeducativa, que estén al mismo nivel, que tengan los mismos derechos y se les trate de la misma manera. Se les promueva a acceder a todo tipo de carrera.


¿Por qué ha sido tan poco valorado el trabajo del hogar?
En el movimiento feminista estamos llevando a cabo una reivindicación del trabajo de la mujer, de la genealogía de la mujer porque en las escuelas. Se trata de visibilizar el trabajo de las mujeres y también después dar un valor a esta labor de cuidado de los otros, de la familia, de la casa, que tiene un peso económico y dependiendo. Este estudio ya se ha realizado internacionalmente y en España el trabajo silencioso de las mujeres en los hogares representa entre cuarenta y un sesenta por ciento del PIB.


Es bastante alto...
Es un trabajo que hay que visibilizar, se ha de compartir con la pareja y los hombres, y a futuro cambiar la organización social. En el siglo XIX las empresas fueron las que colocaron sus horarios y toda la sociedad giró en torno a eso.


Ahora se trata de poner sobre la mesa el trabajo que sostiene la vida, ese que se ha invisibilizado, el de las mujeres en sus hogares, ocupándose de la alimentación, la educación, el orden de las cosas más básicas.


Allí entran aspectos afectivos y emocionales...
Si, pero aún y a pesar de ello, hay cosas que se pueden cuantificar. La idea es darle la dimensión que tiene y situarlo en el centro de la organización social. Eso es lo más importante.


¿Por qué le dan tanta importancia a la palabra sostenibilidad?
Porque estamos hablando de sostenibilidad de la vida, humana y medio ambiental.


¿También se trata de elevar la calidad de vida de las mujeres?
Sí, intentar aumentar los estándares de vida en los barrios. Intentar estudiar cuáles son sus necesidades y cómo viven. Muchas viven solas, con muy poco dinero, que no pueden bajar a la calle porque no tienen ascensor.


¿Todo ello buscando el mayor consenso?
Buscando la mayor participación, con las asociaciones de vecinos, entidades, centros cívicos e intentar presionar a la municipalidad para que implemente políticas que mejoren los niveles de vida.


El ayuntamiento crea consejos de juventud, gente mayor y está el de las mujeres. Allí con el conjunto de representantes de las otras instituciones se trata de llevar hacia adelante este trabajo.


¿La idea del programa "Ondas de Mujeres" nació entonces allí?
Nos pidieron a Radio Gracia hace seis años que hiciéramos un programa dedicado a las mujeres. Y por ello ahí estamos, haciendo una labor con todas ellas, involucrando toda una diversidad de temas culturales que contribuyen a alimentar toda la participación. Se comentan también noticias sobre la mujer, darles esa otra mirada a través del lado femenino.


¿Las muertes de mujeres por violencia doméstica en España están ligadas a los problemas de inmigración?
No tanto. Es cierto que hay muchas gente de Africa, Rumania. Digamos que es un treinta por ciento de casos de gente venida de otros continentes, pero hay una parte importante que tienen que ver con un cambio de mentalidad patriarcal.


¿Por qué las mujeres soportan tantas cosas indeseables?
Es la mentalidad que arrastramos producto de esa educación que habla de que esa es una cosa privada no publica; que eso se arregla todo en casa sin decir nada. Como se van implementando todo este conjunto de leyes ahora se denuncia mucho más.


¿Hay más violencia doméstica que antes?
No, hay la misma. Lo que sucede es que antes no s sabía. Ahora, al menos, sale a la luz, lo que permite que se pueda ayudar a otras mujeres y sus hijos a llevar una vida normal.


¿Cómo ha percibido las radios comunitarias de Venezuela?
La verdad es que no he podido conocer las radios comunitarias aunque sé que hay bastantes. Como soy miembro también de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género estuve hablando aquí en Venezuela con un grupo de compañeras que me han estado informando de un conjunto de leyes que se han promulgado por la igualdad, contra la violencia de genero. Que se van a abrir juzgados específicos como en España.


El asunto también será que esas leyes se cumplan y funcionen y se les de el valor. Tanto el Estado como la sociedad deben aprender a sintonizarse en darle importancia a las cosas buenas que se hacen en función de las familias.


Aquí he visto que tanto las periodistas mujeres como los hombres tienen igual salario solo que los sueldos son bajos todos, pero hay cosas que en Latinoamérica han ido mucho más adelantados que nosotros, en temas como el divorcio, la igualdad salarial.


Veo muchas estudiantes y periodistas mujeres, con altos cargos, y eso es muy bueno. No sé si es totalmente paritario o no pero siento que hay muchas mujeres bien organizadas, sobre todo a nivel de comunidades y algunas misiones que están funcionando.


Mujeres venezolanas que se dedican a entregar muchas horas de si para el prójimo y eso es digno de admirar (Notitarde, 06/09/2008, Confabulario).-