sábado, 6 de septiembre de 2008

Concha García: "La igualdad real no está alcanzada"


Concha García es licenciada en filología catalana, fue profesora de secundaria durante doce años y se ha dedicado a las comunicaciones desde hace seis años en una radio municipal de Barcelona (España), y participa como redactora en un diario digital y de prensa escrita. Trabaja en una fundación sin fines de lucro llamada Gracia Multimedia que se acerca a la transmisión de mensajes vía televisión por Internet.


Es presidenta de un grupo que se llama Tribuna Gracia que se dedica a realizar estudios más profundos sobre los diferentes temas que deben abarcar los comunicadores sociales involucrados en los medios locales.


Dirige el programa "Ondas de Mujeres" que ganó el premio municipal de la ciudad el año pasado, entregado en el primer semestre del 2008.


¿Cómo nace en la ciudad de Barcelona la necesidad de hacer un programa de radio dedicado a las mujeres, para que conozcan sus derechos?
Yo ya estaba ligada la movimiento feminista desde hace treinta años. El nombre de feminista hay gente que lo malinterpretada porque ha estado mal utilizado y además se ha querido denigrar, desde el siglo XIX. Eso se mantiene en muchos niveles. Ser feminista es luchar por los derechos de la mujer, ni mas ni menos.


De los grupos emergentes de Barcelona el más activo ha sido el de mujeres. Mientras en Venezuela existía el divorcio allá estaba prohibido al igual que el tema de la anticoncepción.


Por lo tanto damos información ligada a estos dos temas y los derechos legales. Hace treinta años la mujer no podía viajar al extranjero si el marido no firmaba, no podías abrir una cuenta bancaria y son realmente pocos los años que han pasado. Hemos avanzado mucho pero la igualdad real no se ha conseguido.


¿Ha realizado el gobierno español transformaciones sobre esto?
El gobierno de Rodríguez Zapatero ha hecho una serie de leyes, la de igualdad, la integral contra la violencia de genero, una de las lacras que estamos allí intentando sensibilizar a la gente, con prevención en las escuelas porque a estas alturas, en España, llevamos más de 40 mujeres asesinadas por violencia de genero. Es decir, no hay tantas muertes por terrorismo.


En Barcelona se aprobó la Ley del Derecho de las Mujeres a la Erradicación Machista, que mejora las del Estado, porque allí las comunidades pueden hacer leyes nuevas, derivadas, para aplicarlas en lo lugares que se requieren. Vi que en Venezuela tienen el Instituto de la Mujer y allí está el Instituto Catalán de la Mujer.


En estos momentos se está trabajando para implementar la coeducación en las escuelas porque no es igual que una escuela mixta donde están chicos y chicas juntos, otra cosa es que la escuela sea coeducativa, que estén al mismo nivel, que tengan los mismos derechos y se les trate de la misma manera. Se les promueva a acceder a todo tipo de carrera.


¿Por qué ha sido tan poco valorado el trabajo del hogar?
En el movimiento feminista estamos llevando a cabo una reivindicación del trabajo de la mujer, de la genealogía de la mujer porque en las escuelas. Se trata de visibilizar el trabajo de las mujeres y también después dar un valor a esta labor de cuidado de los otros, de la familia, de la casa, que tiene un peso económico y dependiendo. Este estudio ya se ha realizado internacionalmente y en España el trabajo silencioso de las mujeres en los hogares representa entre cuarenta y un sesenta por ciento del PIB.


Es bastante alto...
Es un trabajo que hay que visibilizar, se ha de compartir con la pareja y los hombres, y a futuro cambiar la organización social. En el siglo XIX las empresas fueron las que colocaron sus horarios y toda la sociedad giró en torno a eso.


Ahora se trata de poner sobre la mesa el trabajo que sostiene la vida, ese que se ha invisibilizado, el de las mujeres en sus hogares, ocupándose de la alimentación, la educación, el orden de las cosas más básicas.


Allí entran aspectos afectivos y emocionales...
Si, pero aún y a pesar de ello, hay cosas que se pueden cuantificar. La idea es darle la dimensión que tiene y situarlo en el centro de la organización social. Eso es lo más importante.


¿Por qué le dan tanta importancia a la palabra sostenibilidad?
Porque estamos hablando de sostenibilidad de la vida, humana y medio ambiental.


¿También se trata de elevar la calidad de vida de las mujeres?
Sí, intentar aumentar los estándares de vida en los barrios. Intentar estudiar cuáles son sus necesidades y cómo viven. Muchas viven solas, con muy poco dinero, que no pueden bajar a la calle porque no tienen ascensor.


¿Todo ello buscando el mayor consenso?
Buscando la mayor participación, con las asociaciones de vecinos, entidades, centros cívicos e intentar presionar a la municipalidad para que implemente políticas que mejoren los niveles de vida.


El ayuntamiento crea consejos de juventud, gente mayor y está el de las mujeres. Allí con el conjunto de representantes de las otras instituciones se trata de llevar hacia adelante este trabajo.


¿La idea del programa "Ondas de Mujeres" nació entonces allí?
Nos pidieron a Radio Gracia hace seis años que hiciéramos un programa dedicado a las mujeres. Y por ello ahí estamos, haciendo una labor con todas ellas, involucrando toda una diversidad de temas culturales que contribuyen a alimentar toda la participación. Se comentan también noticias sobre la mujer, darles esa otra mirada a través del lado femenino.


¿Las muertes de mujeres por violencia doméstica en España están ligadas a los problemas de inmigración?
No tanto. Es cierto que hay muchas gente de Africa, Rumania. Digamos que es un treinta por ciento de casos de gente venida de otros continentes, pero hay una parte importante que tienen que ver con un cambio de mentalidad patriarcal.


¿Por qué las mujeres soportan tantas cosas indeseables?
Es la mentalidad que arrastramos producto de esa educación que habla de que esa es una cosa privada no publica; que eso se arregla todo en casa sin decir nada. Como se van implementando todo este conjunto de leyes ahora se denuncia mucho más.


¿Hay más violencia doméstica que antes?
No, hay la misma. Lo que sucede es que antes no s sabía. Ahora, al menos, sale a la luz, lo que permite que se pueda ayudar a otras mujeres y sus hijos a llevar una vida normal.


¿Cómo ha percibido las radios comunitarias de Venezuela?
La verdad es que no he podido conocer las radios comunitarias aunque sé que hay bastantes. Como soy miembro también de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género estuve hablando aquí en Venezuela con un grupo de compañeras que me han estado informando de un conjunto de leyes que se han promulgado por la igualdad, contra la violencia de genero. Que se van a abrir juzgados específicos como en España.


El asunto también será que esas leyes se cumplan y funcionen y se les de el valor. Tanto el Estado como la sociedad deben aprender a sintonizarse en darle importancia a las cosas buenas que se hacen en función de las familias.


Aquí he visto que tanto las periodistas mujeres como los hombres tienen igual salario solo que los sueldos son bajos todos, pero hay cosas que en Latinoamérica han ido mucho más adelantados que nosotros, en temas como el divorcio, la igualdad salarial.


Veo muchas estudiantes y periodistas mujeres, con altos cargos, y eso es muy bueno. No sé si es totalmente paritario o no pero siento que hay muchas mujeres bien organizadas, sobre todo a nivel de comunidades y algunas misiones que están funcionando.


Mujeres venezolanas que se dedican a entregar muchas horas de si para el prójimo y eso es digno de admirar (Notitarde, 06/09/2008, Confabulario).-

No hay comentarios: